HERMADAD DE LA RECOLECCION
HERMADAD DE LA RECOLECCION
Album de fotos
QUE ES CARGAR
HERMADAD DE LA RECOLECCION
Curriculum vitae
Mis enlaces favoritos
Imagen
¿Qué es la Hermandad?
Es una institución privada, eminentemente católica, instituí­da por la Gracia de Dios con la aprobación, vigilancia y Dirección Espiritual del Padre Rector del Templo de la Recolección o el Sacerdote que él delegare, con sede en la Ciudad de Guatemala.

2. ¿Cuáles son los fines de la Hermandad?

Mantener, cultivar, fortalecer y fomentar la adoración de la Hostia Consagrada, que es el Cuerpo de Nuestro Señor Jesucristo.
Lograr la superación moral y espiritual de sus miembros.
Instruí­r por todos los medios a su alcance y lograr el fiel cumplimiento de los mandatos establecidos por la Santa Madre Iglesia Católica.
Constituí­rse en un conglomerado de ejemplar conducta religiosa y proyectarlo al pueblo de Dios.
Fomentar la devoción a los Misterios de la Vida, Pasión, Muerte y Gloriosa Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo por medio de manifestaciones públicas de fe católica.
Incrementar la veneración a las imagenes de pasión bajo su responsabilidad y custodia.
3. ¿Cómo se integra la Hermandad?

Está conformada por los siguientes organismos:

Dirección Espiritual - máxima autoridad dentro de la Hermandad
Junta Directiva
Asesores Generales de la Hermandad
Asamblea General - Hermanos Cruzados y Hermanos Novicios
4. ¿Cómo está conformada la Junta Directiva, y quienes son los actuales Directivos?

Junta Directiva se conforma de los siguientes miembros:

Presidente - Mario Vinicio Cano Vielmann
Secretario General - Pedro Antonio Ordoñez Gutiérrez
Secretario de Finanzas - Vaudilio Solloy
Secretario de Relaciones Públicas - Francisco Ricardo García Fabián
Celador General - José Enrique Raymundo

5. ¿Qué imágenes tiene bajo su custodia y responsabilidad la Hermandad?

Consagrada Imagen de Jesús Nazareno del Consuelo
Venerada Imagen del Señor Sepultado
Venerada Imagen de Jesús Nazareno Infantil
Venerada Imagen del Señor Sepultado Infantil
Venerada Imagen de la Santísima Virgen de Dolores / Marí­a Santí­sima de la Soledad Infantil
Venerada Imagen del Apóstol San Juan Infantil
Venerada Imagen de Santa Marí­a Magdalena Infantil
6. ¿Cuáles son las procesiones que realiza la Hermandad?

Solemne Procesión del Corpus Christi - Tercer Domingo de Julio
Solemne Procesión de la Consagrada Imagen de Jesús Nazareno del Consuelo - Sábado Anterior a Domingo de Ramos (Sábado del Consuelo).
Solemne Procesión de la Venerada Imagen del Señor Sepultado - Viernes Santo.
Solemne Procesión de Velación la Consagrada Imagen de Jesús Nazareno del Consuelo - Primer Domingo de Cuaresma.
Solemne Procesión de Velación la Venerada Imagen del Señor Sepultado - Segundo Domingo de Noviembre.
Solemne Procesión de la Venerada Imagen de Jesús Nazareno y Santísima Virgen de Dolores Infantil - Cuarto Domingo de Cuaresma.
Solemne Procesión de la Venerada Imagen del Señor Sepultado y Marí­a Santí­sima de la Soledad Infantil - Sábado Santo.
7. ¿Cuáles son las velaciones que realiza la Hermandad?

Solemne Velación de la Consagrada Imagen de Jesús Nazareno del Consuelo - Sábado y Domingo Primeros de Cuaresma.
Solemne Velación de la Venerada Imagen del Señor Sepultado - Sábado y Domingo Segundos de Noviembre.
8. ¿Cómo se puede ingresar a la Hermandad?

Para ser Hermano Novicio se necesita:

Presentar solicitud de ingreso por escrito a Junta Directiva (de preferencia no por correo electrónico), durante los meses de febrero, marzo y abril de cada año, expresando su deseo de ingresar a la Hermandad.
Ser Católico práctico.
Tener los Sacramentos de iniciación cristiana (Bautismo, Comunión, Confirmación).
Ser mayor de 16 años.
Llenar los formularios que presente Junta Directiva y adjuntar dos fotos tamaño cédula.
Ser soltero o casado por la Santa Madre Iglesia Católica.
Esta es la página principal. Puedes modificar este párrafo realizando diferentes operaciones con él, como por ejemplo, editarlo, moverlo, copiarlo, eliminarlo...
La Iglesia en la Nueva Guatemala de la Asunción

La comunidad recoleta acondicionada ya en el Valle de la Virgen, encarga al arquitecto mayor de la ciudad, don Pedro García de Aguirre en 1797 la elaboración de los planos para la construcción de un nuevo templo; se aprueban por el Rey de España en 1803 comenzándose la edificación de la monumental y neoclásica obra en 1809 bajo la dirección de don Santiago Marquí.

Don Antonio Batres Jáuregui dice: "Veneran los fieles en la Recolección un Cristo Crucificado, que es una admirable obra de arte, siendo la única imagen en este templo transportada en carreta entre 1778 y 1779 debida al cincel del famoso escultor José B. Bodega, famoso en Antigua Guatemala y discípulo de Quirio Cataño". Detallando las crónicas franciscanas, este Cristo como existente al actual que preside el Altar Mayor del templo.

El 21 d enero de 1845, el Excelentísimo Obispo de Comayagua Monseñor Francisco Palua-Campoy, llevando en procesión desde Catedral Metropolitana el Sagrado Depósito hasta el Altar Mayor, procedió a celebrar la bendición del templo. Relatan los documentos de esa época que la concurrencia era tal que las calles estaban abarrotadas, y dentro del templo no había lugar que no hubiese sido ocupado por el Pueblo. Presente estaba don Rafael Carrera y sus miembros de Estado.

Acerca de las imágenes de Pasión

La construcción de sus altas paredes fue lenta y primeramente estuvo orientada de sur a norte, sobre la actual 2a. avenida. Durante ese tiempo se encargan los Hermanos Ganuza del burilado de las imágenes de pasión representando en ellas, el consuelo y dolor del Hijo de Dios en el momento crucial de la Redención.

Aunque se desconoce mucho de la vida de estos hermanos, se atribuye a Juan Ganuza el tallado de la imagen del Señor Sepultado ubicando en el tiempo la terminación de la misma por el 1830. En cambio, Jesús del Consuelo fue esculpido durante los años 1830 a 1835 por Santiago Ganuza.

Inicio de las procesiones recoletas

Cinco años después de la bendición, en 1850 durante el Domingo de Ramos Jesús Nazareno se procesiona por vez primera. Luego, en 1852 el Sepultado. Estas manifestaciones se desarrollaban llevando dentro de su cortejo penitentes con alzados capirotes portando ciriales. Se exhibían las insignias de la Pasión y los recorridos se hacían basándose en los fieles devotos del templo que acudían al cortejo.
En 1872, se cierne un cisma político que recae sobre todas las órdenes religiosas que organizaban estos eventos. Los misioneros recoletos no fueron la excepción. Es más, se utilizó el convento del Colegio de Cristo Crucificado para el funcionamiento de la Academia Militar. Esto no impidió que se efectuasen celebraciones cuaresmales, pues gracias el entusiasmo del sacerdote Antonio Servin de la Mora, hizo que como guardián del templo y de las almas del moradores del barrio, no se perdiera la fe dentro de ellos. Hasta se dice que una vez los cadetes participaron en la procesión de Viernes Santo dentro del templo.

Al fallecer el padre Mora (1883) asume como custodio el padre Salvador Medrano con facultades otorgadas por Su Santidad el Papa Pío X, y conjuntamente con nueve sacerdotes y tres legos trabajaron para el fortalecimiento de la fe.

Cuenta don Huberto Solís que los padres recoletos encargaron a don José María Larrave el tallado y creación de la Soledad de la Recolección siendo finalizada en 1899.

Reconstrucción y reinicio de las procesiones, luego de los terremotos de 1917-1918

En marzo de 1924 el padre Leonardo López, de la orden franciscana de Cartagena, se hace cargo del templo y comienza su reconstrucción. Ubica en el atrio una pequeña capilla para poder venerar a las imágenes y realizar actos litúrgicos. El entusiasmo del padre López generó ciertos cambios en las actividades cuaresmales: el primero de ellos es en 1933, cuando en un Viernes Santo salieron por primera vez en Guatemala devotos vestidos a la usanza del Imperio Romano. Lamentablemente en 1935 ya no salieron por carecer de lugar para guardar los trajes.

El 4 de septiembre de 1949 comienza un verdadero auge pues de aquí en adelante florecerán las virtudes religiosas que llevan a apreciar la majestuosidad y solemnidad de sus tradiciones, pues en este día, Monseñor Mariano Rossell y Arellano celebra la solemne y concurrida bendición del templo restaurado.

Fundación de la Asociación de Cruzados del Santo Sepulcro

Hasta el momento, en la Recolección todas las manifestaciones de la tradición religiosa habían sido llevadas a cabo con la participación de un reducido número de devotos formando una humilde Cofradía. Pero con el arribo como Superior del templo de Fray Miguel Angel Murcia Muñoz el 8 de diciembre de 1952 se comienza a formar una Hermandad. El padre Murcia, comienza a llevar a cabo las gestiones necesarias para formar una Asociación que represente a los Caballeros del Santo Sepulcro. Dicho permiso fue concedido por el Cardenal Del Acua, representante de Tierra Santa en el Vaticano. Así, el 21 de septiembre de 1955 se funda la Asociación de Cruzados del Santo Sepulcro.

Acerca del nombre “del Consuelo” y su Consagración

A Fray Miguel le atrajo la majestuosidad del Nazareno. Es así, que en un día de meditación a sus pies y clavando su mirada en la imagen, le bautiza como “del Consuelo”.

Sentía que no era un Nazareno común; que se parecía y representaba con mayor realidad la edad de Nuestro Señor y además debía de tener cierta dignidad aparte de la de ser venerada. Siendo por esto, y por los innumerables favores recibidos de Dios por medio de su consoladora mirada, que el 3 de marzo de 1956 el Obispo de la Diócesis de San Marcos, Fray Celestino Hernández OFM procedió a consagrarle, de acuerdo con el rito con el cual fue consagrado en 1717 Jesús Nazareno de la Merced por el Ilustrísimo Don Fray Juan Bautista Toledo OFM. Estuvieron presentes en la ceremonia Fray Lázaro Lamadrid, Fray Miguel y una delegación de la naciente Hermandad, entre los cuáles se menciona a Rafael Vilela, Oscar Mejía, Oscar Castro, los hermanos Pratdesaba, Vicente Azurdia y otros que escapan al recuerdo.

Las actuales procesiones de Viernes Santo

Desde el momento mismo de la organización de la Asociación, preocupó a todos sus miembros la organización de las procesiones. Era preocupante saber que no se contaba con urna y túnicas para el Señor Sepultado. Se decidió entonces procesionarle sin túnica, exánime, como lo describen las Escrituras.

Se utilizó al principio (1957) un anda perteneciente a San José, que prestó por única vez don Mario Ruata Asturias. Pero gracias a las gestiones hechas por doña Odilia Palomo de Castillo Armas, se obtuvo la aéreo transportación de la madera obtenida en Petén por Benjamín Motta. Estas piezas de caoba fueron hábilmente labradas por Fernando Motta, Oscar Mejía, Rodolfo Rodríguez, Vicente Azurdia y otros. El resultado fue un anda de 62 brazos a la que se le enlazaron 14 medallones que representaban al Vía Crucis, cuyos moldes fueron traídos desde España por Fray Miguel. Fueron fundidos en los talleres de la IRCA, hoy FEGUA.

Se decide también ese año cambiarle la cabellera a Jesús del Consuelo, sustituyendo la cabellera de canelones por una de lacios cabellos, dándole una apariencia más dulce y real.

Cuentan los antiguos cruzados que durante ese año se portaban ya las “capas blancas” confeccionadas de franela y con plomos para evitar que el viento las levantara.

Una idea original

En 1957, la Recolección procesiona al Sepultado con un sistema de luces de colores en el anda, idea original de don Rafael Pratdesaba, ejecutada por sus hermanos José y Antonio. Cuentan que el adorno causo gran admiración entre el pueblo y al paso por Casa Presidencial, Castillo Armas expresó: “Nunca había visto una procesión en tecnicolor”.

Los descamisados y de Martes Santo a Sábado de Ramos

Cabe hacer notar que las procesiones recoletas aún no contaban con autorización para pasar frente a Catedral Metropolitana. Hasta fueron llamadas “de los descamisados” por un alto jerarca de l Iglesia de aquella época. No fue sino hasta 1959 que se toma la 6ª. avenida como vía procesional. Para estos días, Jesús del Consuelo salía Sábado de Ramos, fecha que mantuvo hasta 1961, cuando regresa a Martes Santo y luego en 1967 de nuevo a Sábado de Ramos, hasta nuestros días; día que se conoce en nuestro país como Sábado del Consuelo en honor a la imagen.

La Hermandad continuó con su crecimiento gracias al Padre Murcia. Posterior a los terremotos, se le otorgan los terrenos del costado sur del templo para la construcción de bodegas y sede de la Hermandad en concurso y participación de todos sus miembros.

El 11 de marzo de 1961, el Padre Murcia efectúa un Vía Crucis con la imagen del Nazareno visitando 14 templos para pedir por la Beatificación del hoy Santo Hermano Pedro. Dicha procesión fue muy concurrida y se celebró en horas de la noche. Es en este cortejo donde se estrena la marcha oficial “Jesús del Consuelo”, inspiración del propio Fray Miguel.

Jesús del Consuelo estrena anda

En 1975, don Mario Sandoval Figueroa compra a la Asociación de Devotos Cargadores de la Consagrada Imagen de Jesús Nazareno de Candelaria el anda de 54 brazos que hasta el año anterior había procesionado a dicha imagen. El mueble, sería utilizado ahora para Jesús del Consuelo.

Década de los 80’s: Bendiciones

El año 1980 marca la sublime fecha de Bodas de Plata de la Asociación de Cruzados del Santo Sepulcro. Es importante dejar sentado que esta década trajo muchas bendiciones a la Recolección. Un ejemplo es que en 1986 se integra una comisión pro-elaboración de un nuevo mueble procesional para Jesús del Consuelo. Entre los hermanos estaban Antonio Reyes, Antonio Pereira, Víctor Hugo Aguilar, Pablo Nuila Santos, Ernesto Barrios Casasola, Miguel Alquijay Letrán y Carlos Cabrera, entre otros. Su elaboración estuvo a cargo del maestro antigüeño Virgilio Castillo. El mueble fue de 16 mts. y 87 cms. con tallas bajorrelieve que destacan su sobria majestuosidad de la madera petenera. El modelo original contó con 100 brazos y se estrenó el Sábado del Consuelo de 11 de abril 1987.

Las procesiones infantiles

No existe dato fiel de cuando comenzaron las procesiones infantiles, pero con el arribo de Fray Miguel en 1952, se verifica una procesión de niños con la pequeña imagen de Jesús Nazareno. Se suspende en 1976 por los terremotos, pero es reinstaurada en la década de los 80’s.


Escríbeme
Me interesa tu opinión